REZAMOS POR VOSOTROS

Queridos pacientes,

Estos días os tenemos muy presentes en nuestro corazón y en nuestras oraciones. No estáis solos, os acompañamos espiritualmente en el dolor y la enfermedad. Contáis con nuestro más sincero respeto y cariño. Sabemos que estáis en las mejores manos, las de los sanitarios que os cuidan y las de Dios y María, que os sostienen. ¡Tened esperanza !
¡Mucha fuerza y ánimo, esta batalla la ganaréis!
Un afectuoso abrazo,

Familia Fernández-Urbano