Tu amigo secreto

Hola
Sé que no sabes quién soy y probablemente no lo sepas nunca.

Sin embargo, quiero ofrecerte mi amistad pura y sincera; para ti estaré en las buenas y en las malas, jamás te dejaré, ya que tú eres y serás siempre mi amigo del alma, te protegeré y ayudaré en cualquier lugar donde sea que te encuentres.

¿Cómo puede ser esto? Muy fácil. Pienso en ti. En lo que estás pasando en estos momentos duros, de enfermedad, de incertidumbre, de soledad. Bien, pues quiero que sepas que hay alguien en algún lado, cerca o lejos, pero a tu lado, que piensa en ti, que reza por ti, que le pide a Dios por tu salud.

Tu amigo secreto que quiere brindarte una hermosa y sincera amistad, apoyándote y cuidándote siempre que lo necesites, porque mi amistad para ti será de una forma incondicional.

Solo una cosa te pido: cúrate, pelea, ponte fuerte. Los tuyos te están esperando.
Y sin conocerte, hay gente, como yo, que piensa en ti.

Tu amigo secreto

Emilio